miércoles, 18 de abril de 2018

el tamaño del amor


De la infidelidad puedo decir que su estética es rancia, pues no se apoya en los principios democráticos del buen amor ni la igualdad. Es exclusiva y discriminadora. El poder contra querer. Es oportunismo frente a generosidad.

Está desprovista de sentimiento y empatía, no se basa en el respeto ni el reconocimiento de aquellos que se han ganado a pulso que les amen por lo único que se puede medir un buen amor: por el tamaño de su alma. 

Solo se es infiel a aquellos que se ama.

domingo, 15 de abril de 2018

la repetición es insoportable





La meta es el olvido. Tú has llegado antes. 

(Borges en un poema amoroso)

Suele ocurrir. Hay uno que llega y dice adiós y el otro se queda mirando un tren que es de vía única: destino El Olvido. Es necesario hacerlo rápido porque de otra manera dejas pasar no otro tren, sino posiblemente el último. La palabra que más he odiado toda mi vida es una que me han repetido años "me hubiera gustado ir contigo". 
Es una especie de círculo polar frío y sobre todo vicioso. Porque te lo crees ha sabiendas de qué no es.

sábado, 14 de abril de 2018

el amor es una enfermedad grave

 

En el amor hay algo extremadamente grave. Cuando uno se enamora, entiende que tiene los días contados. El amor nos recuerda, siempre que se acaba. Uno puede practicar sexo alegremente y vivir experiencias, pero el amor es otra cosa. En el amor no hay nada que sea ligero. Claro, uno siempre puede acostarse con cualquiera, pero a mí me parece una cuestión de supervivencia.

A veces es factible y si no se es dependiente, sirve como compañia y uno se encariña. Eso es más satisfactorio. A cambio tienes que tener muchas afinidades, porque de otra manera estar con otro en la pasión, solo es posible si estás enfermamente enamorado.

martes, 10 de abril de 2018

coleccionar ironías


Coleccionar es una manera algo más educada que el mero hecho de acumular. Se puede tener millones de fotos y no ser coleccionista, la acumulación es una necesidad que nunca será sofisticada, sino que se convierte en mera compulsión.  

Una de las cosas que más me interesan del arte y de las fotografías anónimas es la ironía. Colecciono fotos así de perfectos desconocidos. La ironía es un punto de vista sofisticado; es muy contemporánea, pero es como el sentimentalismo: proporciona al espectador un falso consuelo. 

El irónico no se contenta con ser un ojo, sino que necesita además ser crítico;  no solo quiere ser mejor que otros, sino que además cree que marca la diferencia. Simplemente eso, con un poco de
desapego.

domingo, 8 de abril de 2018

Jugar es lo importante


Hoy sabemos que a todos los animales, comenzando por las hormigas, siguiendo con las aves y terminando con los mamíferos superiores, les gustan los juegos, la lucha, correr unos detrás de otros, intentar atraparse, gastarse bromas entre sí, etc. 

Y aunque muchos juegos son, por así decirlo, una escuela de comportamiento adecuado de los jóvenes para la vida adulta, hay otros que, aparte de sus propósitos utilitarios, son, junto con la danza y el canto, meras manifestaciones de un exceso de fuerzas, “la alegría de la vida” y el deseo de comunicarse de algún modo con otros individuos de la misma especie o de otra; en resumen, una auténtica manifestación de sociabilidad, la cual es una característica distintiva de todo el mundo animal.

jueves, 5 de abril de 2018

sentarse en lo innecesario



Me gustan las citas y los aforismos, resumen lo que quieres decir y cual es tu estado de ánimo. Mis gustos en cuento a los aforismos son los mismos que en cuanto al cine, música o literatura. Que coincidan con mi momento de ánimo.
A la vida le pido muy pocas cosas: que no me amarguen la existencia, y sobre todo que no me hagan perder mi tiempo. Es mi posesión más valiosa. Lo cotidiano casi siempre me lo salto, lo considerado necesario también. Lo innecesario, es otra cosa: es ahí justo el lugar en que coloco mi tiempo. Cuestión de psiquiatra.
Al arte le pido más: que me inquiete y me sirva para no entender nada de lo considerado normal. Nunca entiendo lo que la gran mayoría da por cierto. De esa forma llego siempre a mi desconcierto. Trabajándomelo día a día.
La vida siempre la he entendido gracias a la literatura, las películas y la música. Creo que la vida hay que bailarla.
Las citas que son afinadas, es porque están afiladas y listas para cortar ese trozo del nódulo cerebral que se utiliza para creer lo más obvio. Lo recurrente, los lugares comunes, no tienen lugar en los aforismos o en las buenas citas. La diferencia entre un artista y un político o financiero es que hablan por boca de ganso, con citas célebres de otros para enmascarar lo que no está en su discurso. Lo que los franceses llamarían contextualizar fuera de contexto. Y los españoles llamamos mear fuera del tiesto.
Contrariamente a la imagen que doy, soy una optimista; lo que ocurre que siempre busco más información. Contrastando e informándose, no queda otro remedio que volverse pesimista.

Están los optimistas y los pesimistas. Los primeros acabaron gaseados. Los otros tienen piscinas en Berverly Hills. (Billy Wilder) 


Los antisistema son ellos, los optimistas.
(instalación de Jan Vercruysse)

domingo, 1 de abril de 2018

Es necesario estar loco

"Teníamos veinte años y nos volvimos locos el uno por el otro. Hoy casi con cuarenta, seguimos locos, pero ya cada uno por su cuenta"
(Micropoema de Ajo) (Foto Garry Winogrand)