viernes, 8 de diciembre de 2017

La productividad está sobrevalorada.


Lo que está socialmente sobrevalorado es la productividad: corremos el riesgo de convertirnos en explotadores de nosotros mismos, vivimos en la histeria moderna de la hiperactividad… ese es el modelo para nuestro trabajo y para nuestras relaciones también, lo cual es doblemente triste. Nos pasa incluso a los que nos decantamos por disciplinas artísticas. La paradoja es que resulta imposible hacer algo verdaderamente singular y delicado sin un espacio para la contemplación.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

que haremos con nosotros?


¿Qué haremos para estimularnos cuando estemos fatigados y cansados de nosotros mismos? Unos recomiendan la mesa de juegos, otros el cristianismo, otros la electricidad. Pero lo mejor, mi querido melancólico, es “dormir mucho”, en el sentido propio y figurado. Así terminaremos por tener de nuevo nuestra mañana. Un alarde en la sabiduría de la vida es saber intercalar a tiempo el sueño bajo todas sus formas.

Nietzsche.

lunes, 4 de diciembre de 2017

Instrucciones para vivir


Tiene Georges Perec un libro titulado "la vida instrucciones de uso", que lo he leído entero y nunca, he encontrado alguna instrucción que seguir. El libro me gusta precisamente por eso.

Mis instrucciones para el vivir.
1.-
2.-
3.-
4.-
5.-

Creo que con éstas son más que suficientes. Quizás sobra la quinta.

“Si se me pidiese que resumiera lo más brevemente posible mi visión de las cosas, que la redujese a su mínima expresión, en lugar de palabras escribiría un signo de exclamación, una interrogación definitiva 
(Cioran)


(diseño vajilla emily forgot)

miércoles, 29 de noviembre de 2017

hablando conmigo


A lo mejor usted es una de esas personas que nunca hablan consigo mismas. En voz alta, quiero decir. A lo mejor usted piensa que sólo los locos hacen eso. Personalmente, yo considero que es algo saludable. Acompañarse de esa manera: nadie le discute, uno es libre de desvariar, de sacarse de encima un montón de cosas.
(Jardines ocultos en Retratos Coloquiales, Música para camaleones-Truman Capote)

Yo vivo sola, hablo mucho sola, e incluso me llevo la contraria. Porque uno puede estar junto a sí mismo y aprender a llevarse bien y no terminar por vivir encapsulado. Como una historia se repiten las vidas por lo que es necesario asomarse al exterior. Mi mundo exterior me ha provocado pensamientos útiles y menos rabietas inútiles. Y eso que a lo que me refiero es a una ventanita virtual por la que me escapo algunos ratos.

martes, 28 de noviembre de 2017

el bolero es una historia


A menudo nos mienten para gobernarnos mejor, para obtener (o mantener) un poder sobre nosotros.

Descartes decía que no nos fiásemos de los que nos han engañado una vez. ¿Y los que nos han engañado cien veces? Han buscado cien veces gobernarnos.


La elipsis es la forma habitual de hacer más veloz una historia. El caso más exagerado de síntesis argumental se da en los boleros, donde todo ocurre de un modo perfecto: el amor es un flechazo pero también se va rápido, los enamorados se desmoronan enseguida, los reproches llegan a tiempo a la escena, los juicios se dictaminan pronto, los resultados del desprecio son rápidos. Esto no habla mal de la canción : al contrario. Es un pacto de suspensión de realidad entre el que oye y el que canta . El objetivo es tener una trama cerrada en menos de cinco minutos.



(fotografía Brooke DiDonato)

domingo, 26 de noviembre de 2017

barroca y sentimental



Ser o no ser, para parecer lo que no es.
La vida es cúmulo de intenciones sin hechos.
El pasado es un futuro imperfecto.
Las mejores cosas ocurren cuando estas esperando.
Los sentimientos se entrenan y se oxidan si no los paseas y engrasas.
Soy una compañía muy grata en mi soledad.
Estoy dispuesta a querer simplemente por el placer de hacerlo.
Los globos por mucha altura que alcancen terminan explotando. 

(instalación en el New Museum, N.Y.)

viernes, 24 de noviembre de 2017

la soledad amorosa


Con mucha frecuencia, el que es amado no es más que un estímulo para el amor acumulado durante años en el corazón del amante. No hay amante que no se dé cuenta de esto, con mayor o menor claridad. En el fondo, sabe que su amor es un amor solitario. 

Conoce entonces una soledad nueva y extraña, y este conocimiento le hace sufrir. No le queda más que una salida, alojar su amor en su corazón del mejor modo posible; tiene que crearse un nuevo mundo interior, un mundo intenso, extraño y suficiente. 

La verdadera historia de amor es la que tiene lugar en el corazón de los amantes, y ésta nadie sino ellos pueden llegar a conocerla. 

Porque el mundo no se divide en negors y blancos, altos y bajos, ricos o pobres, solo hay dos tipos de seres humanos los que aman (amantes) y los que se dejan amar (amados).